Latinoamérica en la FIL 2016

Sin precisar, el Comité Organizador de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en su edición 2016, anuncia que este año nos visitarán 44 países, de 46 que conforman, esa entidad difícil de sintetizar que llamamos América Latina.

¿Qué tenemos en común los pueblos situados desde el río Bravo hasta la Patagonia? ¿La religión católica? Pero ya ha avanzado mucho el protestantismo.

¿El idioma español? Pero Brasil habla portugués con sus más de 204 millones de habitantes.

¿La comida o la música? Pero hay una gran diversidad de platillos e ingredientes diferentes y los ritmos son muy diversos, aunque quizá predomine la cumbia o la salsa (con la polémica sobre el origen de esta última, que algunos sitúan en Puerto Rico, o sea fuera del continente).

¿O nos unen las lacras históricas de la corrupción, la pobreza y el narcotráfico? Pero no son exclusivas de nuestro continente, al menos las compartimos en gran escala con el continente africano.

¿El hecho de haber sido conquistados y colonizados? Tal vez sí, pero ya está lejos en el tiempo. ¿Hemos superado el trauma de la conquista? ¿O seguimos con la herida abierta? Habría que realizar un estudio de campo a lo largo del continente para descubrir la variedad de actitudes que tenemos respecto al hecho y respecto a España y Portugal, principalmente. Sospecho que el resentimiento aún persiste en amplios sectores sociales.

Todos esos aspectos nos definen, a la vez que nos limitan, sin embargo no podemos negarlos como parte de nuestra historia y nuestro presente. Finalmente, nos une el hecho de que es el latín el idioma básico del que parte el español, pero ¿y la gran cantidad de lenguas indígenas que encontramos a lo largo del continente?

“Errancia, tormenta, accidente: éstos son los vectores que se conjugan para el nacimiento de nuestra idea de la tierra que pisamos”, escribió Ignacio Padilla en su ensayo La isla de las tribus perdidas: la incógnita del mar latinoamericano, con el que ganó el certamen Premio Iberoamericano Debate-Casa de América en el año 2010. En ese excelente ensayo, Padilla, absurda y tristemente fallecido en un accidente este año, revisa parte de la mejor literatura del continente tomando al mar como referencia central. De manera muy original se refiere a los ríos, los huracanes, las islas, entre otras realidades. Lo significativo, dice Padilla, es que percibimos a la naturaleza como obstáculo. Tristemente Haití corrobora el fenómeno en estos momentos (sería un buen gesto de solidaridad, por cierto, que la FIL se manifestara en apoyo a la tragedia por lo que están pasando ahora, inclusive con de dinero para restañar en algo sus heridas).

Por lo pronto, el principal premio se le otorgó al escritor rumano Norman Manea, que sorprendió al mercado librero de la ciudad, pues tenían muy pocos libros de él y hasta la fecha no se consiguen algunos de sus diversos textos en español. En la entrevista con el galardonado con el Premio de Literatura en Lenguas Romances 2016, los periodistas le interrogaron sobre sus contactos con la literatura latinoamericana y nombró a Sábato y Borges, en especial a la literatura argentina, como la que más conoce hasta el momento. En cuanto a México, estuvo presente en el “Encuentro sobre la libertad”, que organizó la revista Vuelta, dirigida por nuestro gran poeta Octavio Paz, participando como ponente en la parte del grupo de escritores e intelectuales que formaron la delegación, por así decirlo, que vino de los países del Este de Europa, en donde estaban ya cayendo los regímenes comunistas. A esta difícil experiencia se suma la trágica vivencia de pasar por un campo de concentración durante la segunda guerra. Debido a ello es que, según el jurado, se pone en el centro de la mesa a uno de los más graves problemas sociales de nuestro tiempo: la migración.

Al parecer la editorial que más ha traducido al español la obra de Manea es la española Tusquets. En una rápida revisión ubiqué las siguientes novelas (que todavía no están disponibles en las librerías locales): La guarida, El regreso del huligan (sic), Felicidad obligatoria y los cuentos reunidos con el título El té de Proust y el ensayo Payasos. El dictador y el artista. Por cierto, a Manea tocó padecer la dictadura de los Ceausescu, una de las peores dictaduras del comunismo. Esperemos que su presencia nos permita conocer sus textos y asistir a algunos de los eventos a los que asistirá.

Durante las siguientes semanas, hasta el inicio de la Feria, compartiré con ustedes, inciertos lectores, algunas notas sobre los eventos, los personajes y la inmensa cantidad de acontecimientos artísticos que inundarán la FIL durante los días entre el 26 de noviembre y el 4 de diciembre. Habrá muchos poetas destacados, como el español Antonio Gamoneda, las mexicanas Minerva Margarita Villarreal, Natalia Toledo, entre otras, y las latinoamericanas Carmen Ollé (peruana), Gioconda Belli (nicaragüense), Elvira Hernández (chilena), Consuelo Tomás Fitzgerald (Isla Colón, Panamá), Piedad Bonett (colombiana), y algunas más. Todos ellos se presentarán en el Salón de Poesía. Encontraremos muchos narradores en el Encuentro Internacional de Cuentistas, como Beatriz Bracher (brasileña), Mempo Giardinelli y Marcelo Birmajer (argentinos), Gabriela Alemán (ecuatoriana nacida en Brasil por cuestiones diplomáticas de su padre) y Ana Clavel (mexicana, también novelista), entre otros muchos.

Sin duda la figura central de las letras latinoamericanas será la presencia del Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, que presentará una obra de teatro. Para los fans de la exitosa serie “Juego de Tronos”, podrán conocer personalmente a George R.R. Martin, sin duda unos de los eventos más fuertes de la feria. Habrá también homenajes a Elena Garro, Vicente Leñero, Ignacio Padilla y José Donoso.

En este circo de veinte pistas que es la FIL (¿atenderán algún día la propuesta de que se amplíe cuando menos una semana más, que la entrada sea gratis y que la sede se amplíe?), también habrá música gratis en la explanada con artistas como La Yegros, con cumbia argentina, Ana Tijoux, rapera chilena nacida en Francia y grupos de raíz indígena como El Venado Azul, ya popular en nuestro país, y los argentinos Tonolec, entre otros. Asimismo el Museo Regional y el MUSA recibirán exposiciones pictóricas y el Cine Foro presentará una muestra de cine latinoamericano. Vayamos preparando nuestra agenda pues los platillos son muchos y muy ricos. Iniciamos nuestro viaje hacia la FIL 2016 en Guadalajara. ¡Bienvenidos!

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>