Carlos Fonseca: El escritor debe ser un nómada, un extranjero, un ser errante

A sus 29 años, Carlos Fonseca sabe lo que es tener dos patrias y no vivir en ninguna.

Sabe lo que es publicar su primera novela con Anagrama –uno de los sellos más prestigiosos de literatura en español– y que nada de eso importe cuando da sus clases de literatura latinoamericana en la Universidad de Cambridge, en Londres, y se concentre en un nuevo texto alejado de cualquier intento de envanecimiento.

Sabe lo que es escribir en un idioma que no maneja su esposa israelí y que una traducción al inglés hecha por Restless Books (Nueva York) le permita que su compañera lea, por fin, su Coronel Lágrimas –su ópera prima–.

Más de un año después de que Anagrama publicara su primera novela, este costarricense que creció en Puerto Rico sigue recogiendo sorpresas: además de la traducción al inglés, fue invitado por la Feria Internacional del Libro de Guadalajara –la más importante del continente– a formar parte de un programa con 20 escritores latinoamericanos nacidos en los años 80, que reflexionará sobre la literatura de la región. También, destacadas publicaciones como BOMB Magazine y Electric Literature se han interesado en desentrañar con él Coronel Lágrimas .

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>